Quiénes somos

La Red Católica Juvenil Cubana (RCJ) es una Comunidad Virtual que busca conectar, a través de las redes sociales y los distintos medios de comunicación, a todos los jóvenes católicos cubanos posibles. Tenemos como finalidad principal la misión evangelizadora y caritativa, por medio de la gestión de la información. Procuramos ser una plataforma abierta a la Iglesia en Cuba y a todos los católicos cubanos, sea que residan en la Isla o fuera de ella. La Red tiene cuatro notas características, como se puede deducir de su propio nombre:

VIRTUAL

Somos una Comunidad Virtual cuyos miembros se vinculan e interactúan principalmente mediante internet, las “redes” sociales y cualquier otro medio de comunicación (social media). Se llama Comunidad Virtual a aquel grupo o conjunto de personas que se unen virtualmente a través del Internet, mediante redes sociales u otros medios de comunicación. Los miembros de una Comunidad Virtual comparten una serie de intereses y propósitos determinados, y mantienen su relación comunicándose a través de canales virtuales. La RCJ es una comunidad virtual que busca tener una incidencia real en la sociedad y el medio en el que se mueven sus miembros.


JUVENIL

Nos enfocamos principalmente en los jóvenes y su actuación como “católicos” en la Iglesia y en la sociedad, de ahí que la nota juvenil será distintiva en nuestra comunidad. No obstante, en la Red no hacemos discriminación alguna entre sus miembros a causa de la edad.

CATÓLICA

Somos una comunidad abiertamente católica, fiel a las enseñanzas de la Iglesia. Es obligatorio para los coordinadores de la Red el profesar fidelidad al magisterio auténtico de la Iglesia Católica y obediencia al Papa y a los Ordinarios correspondientes de sus respectivas locaciones. La RCJ no ha de promover nunca ningún contenido que atente contra la unidad de la Iglesia o que perjudique la buena fama del Santo Padre o de los prelados de la Iglesia.


CUBANA

Nuestra comunidad intenta ser vínculo de unión fraterna entre los jóvenes católicos cubanos, sin importar su lugar o país de residencia, y sin que la afiliación política de cada uno represente un obstáculo a nuestra hermandad y colaboración en la fe común. También son bienvenidos a la Red los jóvenes que simpaticen o se sientan identificados con la Nación o cultura cubana y profesen la fe católica, o simplemente deseen colaborar con nuestro apostolado.


POLÍTICAS Y PRINCIPIOS

VERDAD

La RCJ ha de ser en todo momento canal y medio de la verdad. En primer lugar, de la Verdad del Evangelio; y además, de la información que maneja y comunica como verídica. Juzga la conveniencia de los contenidos e informaciones, aún en caso de ser ciertos. La RCJ evita promover por sus medios informaciones escandalosas que resulten destructivas para el pueblo de Dios, antes que edificantes.


CARIDAD

Todo el obrar de la Red, y en especial su actuación en los medios y en su misión caritativa y evangelizadora está movida por la caridad, manifestada y enseñada por Jesucristo. En el círculo de la RCJ la caridad de Jesucristo será el filtro de nuestras intenciones, el motor de nuestras acciones y la regla en nuestras relaciones.


ORTODOXIA

La Red sigue en todas su acciones el Magisterio vivo de la Iglesia, su posición oficial actual, su Doctrina Social y su parecer en temáticas de Bioética, muchas veces de carácter polémico en la sociedad y en los medios de comunicación (aborto, eutanasia, pena de muerte, uniones igualitarias, ordenación de mujeres, etc.). La RCJ no se hará eco de publicaciones malintencionadas o difamatorias del Papa o de la Iglesia.


PIEDAD

La piedad y la espiritualidad han de marcar la esencia y los proyectos de la Red. La RCJ no es una ONG ni una sociedad filantrópica. Somos una comunidad virtual, una red de hermanos, donde nuestro principal vínculo de unión es la fe católica y la caridad aprendida en esa misma fe. En nuestras obras debe transparentarse una verdadera mística de la acción, de la comunicación, de los medios, del servicio caritativo y el voluntariado; en fin, una piedad “joven” que inspire a todos a venir a Cristo. Si la Red no ayuda a los jóvenes a encontrarse con Jesucristo y a incorporarse más firmemente en la comunión eclesial, habrá fracasado en su fin.

CONFIDENCIALIDAD

La RCJ siempre cuidará los principios de confidencialidad y privacidad en lo que se refiere a información personal o de dominio privado. Más aún cuando dicha información pudiera afectar el buen nombre de personas o instituciones, y de ese modo, ocasionar escándalo en los fieles.


OPINIÓN POLÍTICA

La RCJ evitará tomar partido en cuestiones políticas, por razón de su finalidad evangelizadora y caritativa. La RCJ no es la plataforma adecuada para que ningún partido o tendencia política exponga sus programas o argumentos. La opinión y afiliación política personal de cualesquiera de los responsables y encargados de la Red no se presentarán nunca como la postura propia de la RCJ. La Red hace suyo el Magisterio de la Iglesia Católica, cuando ésta expresa su parecer en cuestiones políticas específicas y procura que las diferencias por razones políticas, ideológicas o filosóficas no sean un obstáculo en la comunión fraterna entre sus integrantes.


SANCIÓN

Violar alguno de los principios expresados anteriormente puede significar la deposición del responsable de su cargo y/o la expulsión del círculo de la Red.