Historia de los Juegos Paralímpicos. Bitácora del Paquete Semanal

Por Julio Pernús*

Vengan a mí los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. (Mt 11, 28)

Esto es una historia en forma de documental que si amas al deporte y amas a la humanidad, cuando termines de verla, no será raro sentir una alegría interior. La trama producida por Netflix, con guion y dirección de Ian Bonote y Peter Ettedgui, es una obra de arte, no tengo otra definición, que podemos guardar gracias al paquete semanal en nuestras PC.  

Pocas veces considero a Netflix una empresa caritativa, pero con esta producción es innegable que busca dar una mano a la visibilidad de las personas discapacitadas. En el largometraje se muestra un cartel, que casi al finalizar las olimpiadas convencionales ponía: “gracias por calentar el ambiente”, en alusión a todo lo que vendría después con las para-olimpiadas.  Es notorio el testimonio de un atleta sin piernas de los Estados Unidos, cuando afirma que en su delegación habían varios soldados como él que fueron heridos en Irak y a ellos les había tocado desfilar al lado de la delegación iraquí, dando una muestra del espíritu de amistad de los juegos.

Una historia desgarradora es la del atleta francés Jean – Baptiste Alaize, este hombre sin una de sus piernas se dedica al salto largo, profesión que escogió a decir suyo  «porque deseaba escapar de algo, por esa sensación que le brindaba de poder brincar el foso del mal y nunca volver».  Pues siendo un niño vio matanzas horribles en su pueblo natal de África, por lo que siempre vivió en una lucha constante por salir adelante. Este joven atleta es un sobreviviente de la guerra civil de Burundi en 1993.

Él recuerda como los hutus querían eliminar a todos los tutsis, madres, niños, ancianos. Junto con su madre trató de huir apenas con tres años lo más rápido posible de los asesinos, pero no fue suficiente y cuatro machetazos se llevaron su pierna. También pudo ver cómo asesinaban a su madre delante de él. Luego de ese episodio terrorífico, tuvo que recomenzar su vida en un orfanato, pero ahora con una sola de sus piernas. Desde ese entonces corre para saltar de su pasado que a veces logra morderlo nuevamente. Para él, el ejercicio de caerse y levantarse ha sido un modo de vida que tuvo que aprender desde muy niño.

Para muchos estos juegos más que enseñar sobre la victoria, enseñan sobre la humanidad.

Los juegos Paralímpicos tienen también una historia marcada por el nazismo alemán, pues su fundador fue el famoso judío, Dr. Ludwing Guttman, víctima del antisemitismo germano. Desde su vocación como doctor, Guttman pudo salvar de las SS a 60 de los 64 judíos que llegaron a su hospital en la Noche de los Cristales Rotos. Luego de eso, tuvo que huir a Inglaterra para evitar ser mandado a un campo de concentración. Estando en Londres, el Dr. Ludwing afirmó: “sueño con el momento en que las personas discapacitadas puedan vivir unos juegos olímpicos”, todo el mundo pensó que era una locura su deseo. Para ese entonces le habían dado la misión de ser el director de un hospital, donde se trataba a pacientes inválidos, sobre todo, soldados de la guerra que regresaban con problemas en la médula y él los ayudó mucho.

Su iniciativa, era que estas personas que ya no podrían caminar, también aprendieran a ser ciudadanos y así contribuir a la sociedad sintiéndose parte de ella. Por eso incluyó el deporte como parte de la rehabilitación psicológica de sus pacientes y según él confiesa en la película, fue una de sus mejores ideas como médico. Cuando vio, cómo tomaban los paralíticos su empuje, supo que debería aprovechar ese impulso para crear un movimiento mundial entorno a las personas con discapacidad y el deporte. De ahí surgieron los primeros juegos donde solo participaron 16 atletas y fueron los juegos de Stoke Mandeville, el 29 de julio de 1948, ellos coincidían con las olimpiadas de Londres. El movimiento fue creciendo rápidamente con la participación de un número mayor de países, hasta llegar a Roma en 1960 donde por primera vez se hicieron oficialmente los juegos paralímpicos.

Mucha gente piensa que el nombre paralímpico tiene que ver con estar paralizados, pero paralímpico lo que significa realmente es: paralelo a los Juegos Olímpicos. Una de las atletas que va guiando toda la trama de la historia es la actual campeona paralímpica en esgrima, la italiana B. Vio, que sufrió con 11 años la enfermedad de meningitis, por la que tuvieron sus padres de conjunto con ella y el equipo médico que tomar la difícil decisión de cortarles los brazos y la piernas para que pudiese sobrevivir. Ella utiliza una frase clave para definir su historia, «no puedes tener miedo para ganar». En realidad su relato conmueve mucho cuando intentó regresar a entrenar esgrima sus compañeras de equipo le dijeron sin piernas ni brazos cómo vas a entrenar, este deporte es imposible para ti, pero su relato es una historia de superación de principio a fin.

En China donde los discapacitados son culturalmente escondidos por sus familias, las paralimpiadas de Beijing en el 2008  cambiaron esta perspectiva. Hay estadísticas que recogen que después de esos juegos las personas en China cambiaron de aptitud con respecto al rol social de las personas discapacitadas. La idea es que los juegos paralímpicos sirvan para comprometer a los Estados en una transformación y empoderación ascendente, de la vida de las personas con discapacidad. De ahí lo importante de visibilizar todo lo posible este movimiento. Estos juegos también fueron tocados por los dientes de la Guerra Fría cuando en Moscú 1980, Rusia se negó a organizar los juegos paralímpicos para no dar la imagen de que en la Unión Soviética había discapacitados.   

Estos juegos siempre te sorprenden, en las olimpiadas de Río de Janeiro en Brasil, a 5 semanas del comienzo le dijeron al Comité Paralímpico Internacional que no había dinero para hacerlos. Desde el principio, no eran la prioridad. Se gastaron el dinero otorgado para los paralímpicos en las olimpiadas convencionales, pero el comité mundial comenzó una búsqueda relampagueante de soluciones que pudieran sanear el sueño de tantos atletas. Al final se ha podido convencer a los patrocinadores y las autoridades del financiamiento, haciéndoles ver la importancia global de esta competencia. Pues la idea nuclear de estos juegos es hacer de este planeta un lugar mejor para vivir, de ahí que todos esperemos con ansias las paralimpiadas de Tokio en Japón para el 2021.

Nuestra recomendación para esta semana es “Historia de los Juegos Paralímpicos”, un documental que aparece en películas de estreno en HD.  

*Comunidad de la Asunción en Guanabacoa, Arquidiócesis de La Habana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s