La Virgen María en los orígenes de la literatura cubana. Parte II

Por: Fátima de los Ángeles Pompa Frómeta y José Ignacio Amador Brú.

«Espejo de paciencia» inauguró la obra literaria escrita en Cuba, pero no fue hasta más de medio siglo después, hacia finales del siglo XVII y principios del XVIII, que comienza a tomar forma la tradición poética en la Isla.

Dos autores de estas fechas dejaron un importante legado, no solo en la literatura cubana con su papel de precursores, sino en el proceso mismo de formación de la identidad cultural criolla. En ambos, el componente religioso de nuestra cultura toca a sus versos y la Virgen, nuestra Madre, recibe también su justo lugar.

Considerado simbólicamente el primer poeta cubano, Manuel de Zequeira y Arango (1764-1846), hizo que, en su obra, la hispanidad se fuese confundiendo con lo nativo en el reflejo de elementos de naturaleza insular. Su oda A la piña, es ampliamente reconocido como uno de los poemas más relevantes de esta época en Cuba.

En su edición del 17 de abril de 1803 el Papel Periódico de La Havana (ortografía de la época), órgano de difusión de la Sociedad Económica Amigos del País y primer periódico oficial de la Isla, se publica un soneto de Manuel de Zequeira titulado: «A la vida, pasión y muerte de Jesucristo», en su estrofa inicial se lee:

Sobre un rústico establo entre pastores

De Virgen nació el Dios profetizado

Aquel que de niño ha disputado

Confundiendo en el templo a los Doctores.

El Papel Periódico… en su primer editorial afirmó el apego de sus redactores al suelo patrio. Manuel de Zequeira era uno de ellos, la estrofa seleccionada describe el acto de la Navidad, donde protagoniza la presencia mariana, y luego destaca la acción de Jesús-Niño. Zequeira denota su apego al cristianismo, influencia hispánica que también ha sido asimilada por gran parte de la intelectualidad cubana en diversos momentos históricos.

A la primera generación de poetas románticos cubanos pertenece Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido) (1809-1844). Llamado «grande» por Heredia, siendo uno de los poetas más citados de la Isla y considerándosele uno de los iniciadores del criollismo en la lírica cubana, lo cierto es que Plácido tiene un lugar de máximo respeto en la historia literaria nacional.

Como mulato, tuvo que afrontar los prejuicios raciales de su época tanto de blancos como de negros. Su relación fatídica con los acontecimientos de la Conspiración de la Escalera (1844) lo llevaron a la muerte, se dice que cuando se dirigía a los instantes finales recitaba su «Plegaria a Dios»:

Ser de inmensa bondad, “Dios poderoso”

A vos acudo en mi dolor vehemente,

…Estorbadlo, señor, por la preciosa

Sangre vertida, que la culpa sella…

o por aquella Madre cándida, dulce y amorosa,

Cuando envuelta en pesar, mustia y llorosa

Siguió tu muerte heliaca estrella…

En desesperado clamor, el poeta, expresa la angustia en los momentos postreros de su vida. Se descubre el grito del poeta al Dios que no ve, e implora la intercesión de la Virgen María, a quien llama Madre, título que significa acogida, incondicionalidad. Quien clama, representa a los marginados socialmente por el colonialismo español, las contingencias relacionadas con aquella represión, así como la existencia y destino del “poeta infortunado” aportan datos significativos para la valoración del proceso de formación nacional en el siglo XIX.

Manuel de Zequeira y Gabriel de la Concepción, desde sus dos realidades tan diferentes entre sí, coincidieron en el uso de las características propias de la insularidad tropical para darle a su obra poética un matiz no explotado hasta entonces. Sus obras, inauguran el camino a la tradición lírica en la Isla y son reflejo del surgimiento de una poesía que se empezaba a diferenciar de su progenitora europea. Y en esta nueva tradición, la religiosidad católica y el respeto por la Virgen se encuentran en los poetas, sean del estrato que sean, pues María es la Madre de todos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s